28 agosto 2008

FUTUROS RECUERDOS DE GRANADA (Huevos rotos)


Este verano ha tocado por fin organizar unos días de viaje. Siempre que llega el momento sufro. Pienso que si algún sitio tengo que escoger, otros tantos más quedarán en el tintero para otro momento. Pero ya una vez supe lo que es no tener más ocasiones y, aunque luego eso cambió, me aterra que en cualquier momento me vuelva a pasar y me encuentre de nuevo con los planes –sueños- a medio realizar.

Con paciencia y gracias al adormecimiento de la droga del tiempo, esa sensación acuciante de que no nos queda mucho va aflojando y, aunque no del todo, es sano que así ocurra. Vivir con una losa permanente sobre los hombros no deja respirar.
Pero no quiero tampoco caer en la dejadez y pecar de nuevo pensando que todo es eterno.

En fin, que tocaba decidir, optar. Finalmente la ciudad de Granada ganó la batalla. Hablando con otras personas, cada cual aconsejaba por lo que ellos conocían, lo mejor que me podía venir. El lugar más hermoso, el viaje más práctico, el más económico, el más descansado, el de los servicios más “in”.

Y cómo explicas a alguien que lo que te mueve en este momento es un recuerdo de cuando tenías 6 ó 7 años?. Una tarde otoñal de escuela, en que la maestra, Dña. Lula, aflojó su método y sentándose en la esquina de su mesa, con sus vaqueros ajustados de pata ancha y sus sandalias de tacón, nos contó su entonces reciente viaje por la Alhambra. Puedo revivir el sonido del agua de las fuentes en su voz, su taconeo ágil sobre los azulejos y verme-verla en un portal esperando que el aguacero inesperado y desproporcionado pasara. No sabría explicar exactamente qué decía haber visto, quizá cuando yo lo tenga delante pueda recordar. Ella ya no está y tampoco volvió nunca más a hablar como en aquel instante en que el reloj se detuvo, pero a mí se me quedó grabado, igual que el olor a mirto y a arrayán que nunca olí y sólo adivino, y el disco que entonces nos hizo escuchar.

http://www.youtube.com/watch?v=RLHR8zaEsA8

…Es por eso que en unos días partiré a esa ciudad. De las cosas que nos dejan en la infancia, nosotros vamos derivando nuestro propio existir, supongo. Discutía uno de estos días (o muchos) con “To”, porque yo creo que no todo nuestro presente está directamente dirigido desde nuestro pasado, sino que con conocimiento y experiencia, muchas cosas hemos podido trasgredirlas y superarlas, aunque finalmente siempre quede ahí un poso. Y de uno de esos posos, positivo en este caso, proviene la ilusión por este viaje.


Esta vez no he pensado en el calor ni en las cuestas. Sólo me llevo los ojos limpios para que me entre todo, la cámara en blanco para grabar aquello que desee otros puedan recordar, sólo la intención de perder (o de ganar, según se mire) el tiempo, ver amanecer y anochecer desde el Albahicín.

Y bueno… el otro día, visitando uno de mis blogs de cabecera A MÍ LO QUE ME GUSTA ES COCINAR
http://bastet30.livejournal.com/, me sorprendió con un post subido sobre su viaje por Granada-Almería, y con la mención al plato alpujarreño que igual a mí también me gustaría probar. Así que yo hoy traigo mi propia versión ovolácteovegetariana; ya habrán notado los que hayan sentido la más mínima curiosidad, que los pescados y las carnes casi siempre se me olvidan en el supermercado.

HUEVOS ROTOS VEGETARIANOS


INGREDIENTES:

  • Habichuelas (judías verdes preferiblemente redondas y muy tiernas)
  • Pimientos rojos asados
  • Huevos
  • Aceite y sal.

No tiene mayor secreto pero está riquísimo. Las judías para mi gusto al vapor o cocinadas al dente- aunque sofritas en crudo quedan también genial-, los pimientos rojos asados, despepitados y pelados, y todo rehogado con aceite, pimienta y sal… Preparar algo de pan y cascar los huevos, sin más.

De la foto decir que no le hace justicia al sabor. Tenía muchas de este día pero se perdieron junto con la memoria de mi ordenador y hasta que no lo vuelva a repetir...

3 comentarios:

Juan dijo...

Hola Adormidera. Aunque no es la primera vez que visito tu blog, si es la primera en que te dejo un comentario. Tienes un blog muy bonito y si, además, se le añade las palabras con el sentimiento con el que las escribes la visita es obligada.
No voy a hacer dedicatoria a tu plato, por otra parte excelente, quiero comentarte de tu próximo viaje a Granada.
Esa ciudad me trae muchos y buenos recuerdos. Pasé mi juventud, me crié en ella, por eso cuando veo su nombre me afloran los recuerdos que jamás se olvidarán.
Puedo asegurarte que no te va a defraudar su visita. Estoy convencido que cuando la abandones estarás deseando poder regresar de nuevo.
No se los días que vas a estar, ni si leerás esto antes de tu partida, si es así te voy a dar unos consejos, si los aceptas. Por supuesto que no debes dejar de visitar la Alhambra ni el Generalife, son visitas de obligado cumplimiento. Saca previamente las entradas para el día en que quieras visitarla. Visita el Palacio de Carlos V, no corras, tienes que verla con lentitud, recreándote en cada rincón. Sube al mirador de San Nicolás, desde allí podrás ver unas vistas de la ciudad que te van a cautivar. Piérdete por el Albaicin, por el Sacromonte, ojo con las horas. No dejes de visitar la Cartuja, ni la Iglesia de San Jerónimo, en especial su claustro, ni la de San Juan de Dios, ni la de la Virgen de las Angustias, que es la Patrona de la ciudad, ni por supuesto dejes de visitar la Catedral ni la Capilla Real donde está el mausoleo de los Reyes Católicos. Recorre el Zacatín y la Alcaiceria, siéntate en una terraza de la Plaza Bibarrambla, recorre Puerta Real, el Paseo de la Virgen y tomate un helado en los Italianos, en la Gran Vía junto a la plaza de Isabel la Católica, y, si te apetece, tómate un vino con su tapa en el bar Granados en Puerta Real, tiene un jamón excelente. No sigo más para no cansarte y espero me perdones por haberme permitido la licencia de aconsejarte. Deseo lo pases estupendamente en tu viaje.
Un saludo

Adormidera dijo...

Hola, Juan
Anoche decidí estrenar un cuadernillo. Tantas cosas llevaba ya en mente que se me hacía difícil organizar más. Y ahora me alegro, porque aún he de anotar otras tantas.
Me encanta que gente que conoce un lugar, me hable de él antes de visitarlo. Enriquece mis ideas previas con las suyas, y me hace también buscar un poco de esa esencia que vivió. Se hace una enorme cadena que lo une todo atando más.

Ya sé con seguridad que me va a resultar muy poco el tiempo. Empezó siendo una semana, luego se ha reducido a seis días por cuestión de billetes. Y ya sé que querré volver, ya mismo quiero hacerlo sin haber salido y hasta apenada estoy por mi rápido regreso.
Pero bueno, si he estado tanto para estrenarme, espero no sea tanto para repetir por segunda vez.

Me costó reconocerte por tu nombre de pila. Ahora ya sé quien eres. Por supuesto tienes las puertas abiertas, como siempre estuvieron, tanto para mirar lo que gustes como para expresarte lo que desees. Muchísimas gracias por esta participación que me viene tan estupendamente para ampliar los apuntes que llevaba.

De muchas cosas que mencionas, estaré al lado, ya que el hotel queda por ahí. Ya contaré a la vuelta.
Un beso y de nuevo, GRACIAS por entrar y por contarme.

Juan dijo...

Para mi ha sido un placer el haberte contado esas cosas. lo que siento es no poder visitarla con mas frecuencia, pero eso forma parte de la vida, hoy estás aquí, mañana allí. Deseo puedan servirte de algo mis comentarios, espero que no haya cambiado tanto desde la última vez que estuve.
No creo te haya costado mucho el reconocerme y te estoy agradecido por haber recomendado una de mis recetas a alguien que lo solicitó en el foro.
Un saludo y que lo pases muy bien.