22 agosto 2008

EL REGALO DE TO

http://www.youtube.com/watch?v=i0osoOz3CxM
(abrir en ventana nueva)

Me decías el otro día: tendrás muchas cosas que contar de esta semana.
Entonces te contesté que en los momentos de felicidad exaltada apenas puedo concentrarme en escribir. Hace falta una mano de hierro que estruje las entrañas para que salgan lágrimas de palabras.
Quizá entonces exageré, he pensado después. Al fin y al cabo últimamente todo lo que cuento es positivo y, como bien decía Ishtar, me siento chispeante.
Así que me he sentado delante de mi portátil, obligándome a trabajar.

Estuve pensado que algunas personas parecen pasar por este mundo en una constante búsqueda de paz. Chocan sus ojos con nosotros mientras paseamos la calle y quizá alguna nos rozó el hombro un día de lluvia mientras buscábamos refugio bajo los aleros y los escaparates.

Quizá nos giramos hacia ellos para susurrar una disculpa y sonreír azorados. Y seguimos nuestras vidas de altos y bajos, de pavesas ahora dormidas y otras encendidas llamas, de quietud y silencio, algarabía o llantos.

Sin buscar nada es posible que un día nos miremos de frente y ante su inquietud, nosotros no sepamos sino ofrecer la inocente inconsciencia. A mí me pasó con “To”. Y hasta sacándolo de sus casillas le oferté un mundo donde sólo se necesitaba sentir lo que nos rodea para vivir en paz y le dije:
To, me gustaría que vieras lo fácil que es todo cuando sólo se trata de dejarse acariciar por el sol y llenarse de energía, que el aire invada a ráfagas el cuerpo, lo estremezca al traspasarlo. Es tan fácil como pequeño se llega uno a sentir. De qué valen todas estas largas y agotadoras charlas, difíciles, acaloradas, si cuando estuvieras mirando los llanos de lava del Paso todo se te olvidaría, cuando al bajar la brisa derramándose sobre la cumbre, todo dejaría de tener importancia ...hasta yo y mi cerrazón.
Me gustaría que durante un rato muy largo sintieras lo que es andar con los pies ligeros sin nada presionando la barriga ni el pecho. Y es tan fácil....
Cuando vieras atardecer sobre Tijarafe, cuando la inmensidad plata vista desde lo alto te pareciera tan hermosa que te diera ganas de llorar, entonces entenderías que no ha merecido ni una de las "broncas" por el ser, el ego, la mente o la iluminación que tú y yo hemos tenido. Que entonces ya no hace falta seguir buscando.

Cuando, hace apenas un par de días, viví un momento de arrebato, “To” me quiso regalar parte de su luchada calma y me ofreció un mantra.
Es tan hermoso que desde entonces lo escucho sin parar. Pienso que en realidad no significa nada, y me doy cuenta que yo también busco inconscientemente cosas, que quizá le demos distintos nombres pero que yo también tengo mucho que aprender.

Te dije que no tenía nada que contar, pero a poco que he pensado, he descubierto que sí, tantas que se quedan en el tintero para otro día de calma en que nos sentemos tú y yo a charlar.

Om tare tuttare …

5 comentarios:

Cris dijo...

Siempre sorprendiendome como una puesta de sol, nunca sabes como será.
Totalmente de acuerdo con tu relato, me da rabia que no sepa escribir como vos, jajajjaja
pero ahora que recuerdo, si tengo algo traído de Bretaña.en otro momento lo colgaré. Ahora sé que anda usted por Granada, tierra de oleres, pasiones, y quien sabe si de amores.

Un beso de To

Adormidera dijo...

jajajjaja, lo de catalogarme de sorpresiva y viniendo de su mano, no sé yo si tomarlo como un halago.

Empiezo la vía hacia la normalidad, atrás quedó Granada, que como bien define es tierra de olores y pasión, el amor creo que va irremediable e indisolublemente engarzado a cada uno de nosotros. Quedaron amaneceres de calles mojadas y de patios barridos con la fresca.

Conmigo llegó el otoño a la isla, bonanzas, colores intensos y brillos de sol deslumbrante al despertar. Mientras escucho guitarras flamencas, abro ventanas y hago caminos hacia la rutina,espero su experiencia bretona, su día de playa, de pies mojados en baños vulgares o no (guiño)... y me pregunto cuál será el próximo destino.

Un beso, To.

Cris dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cris dijo...

Bueno lo prometido es deuda y los pagos cuanto antes mejor, creí que te olvidarías pero no, snif

Entre Bretaña y la Palma

He visto amaneceres cubiertos de gris, de nubes que casi atiborran el cielo
He sentido el agua del mar arrullando mi piel, raspándola de impurezas
Soñando he vuelto a la niñez, a la insensatez del niño que ansía un globo.
Caminado sobre las rocas he sentido nuevas texturas
suaves , ásperas, porosas, húmedas,
He metido mis dedos en ellas queriendo sentir desgarrar mi ser
El mar suavizaba mi piel con atardeceres llenos de melancolías
Que me hacen caer desde lo alto del cielo
Al verde de las orillas de la costa Bretona.
Las salinas de mi ojos se fueron secando con los días
Pero lo insípido se volvía como suave miel
Como laureles conseguidos al juego de la petanca
He vuelto mis pasos al cielo estrellado de la noche
He tomado el carro de la osa mayor y he puesto rumbo norte
No sé que haré al llegar la mañana embriagada de sueños
Iré a pasear a la playa a esperar que la marea bañe mis pies
Tal vez en ese simple acto vulgar me vuelva a la vida

Francia 2 de septiembre 2008

Un beso de TO

Adormidera dijo...

Me pica la curiosidad saber qué hiciste la mañana siguiente al despertar, y la otra y la del día después... si corriste a mojar tus pies en el agua y tus manos en la humedad de algas, si conservaste la ruta de la osa mayor, siempre mirando al norte, o si al contrario decidiste que la ensoñación de la noche había sido sólo eso, el deseo o capricho de niño al que no merece hacer caso.

Las sorpresas no son sólo para ud, mi querido To, mi vida desde nuestro casual encuentro, está también llena de nubes y claridades deslumbrantes, de puestas y salidas de sol... de miel y sal, chocolates y pimienta (por aquello del lugar donde nos encontramos).
Un guiño y un beso