10 noviembre 2008

DESDE ESTE LADO

¿Cómo me verás tú a mí desde ese lado?
¿Tendrás tiempo para mirar todo lo que un día convivió contigo, o también dejaste cosas en el pasado?
Desde éste, y aunque no lo diga en voz alta, yo sí te pienso esta mañana. Nunca sabrás que ahora te entiendo un poco más y que tu amor a la vida caló profundo, como calan las cosas buenas, sin palabras, sin darse uno cuenta.

He visto entre los visillos de la ventana, el cielo de color intenso, como la vida y también como tu muerte. Me he alegrado por sentir así, por recordarte y tener cosas que revivir. La chulería bajo tu sombrero de paja, tu lentitud al hablar y al andar, hasta el cigarro quemaba más despacio cuando colgaba de tus labios. Hiciste sufrir mucho pero, después de todo, debió ser un sufrimiento cargado de amor, porque llevan mucho tiempo velándote sin quejas... pero bueno, qué te voy a decir que tú no sepas.

Quizá a los demás nos falta lo que a tí te sobraba, egoísmo para vivir. Y lo hiciste bien, supongo que por eso después ha sido tan largo el tiempo que te has tomado para seguir.

No sé lo que sabías de mí después de tantísimos años. No sé si me recordarías más allá de la niña de ojos asustadizos, callada, que te miraba intentando saber qué te hacía tan distinto. Que se comía tímidamente las natillas con montañas de nieve que siempre tenía que haber en la mesa si tú estabas. No sé si supiste que crecí, que hice algunas cosas y me acontecieron otras tantas. Espero que ahora, si me puedes ver, distingas que una pequeñísima parte de mí es gracias a ti también, y que, finalmente, me perdones tanto tiempo de ausencia.

Fdo. La breñusca.

7 comentarios:

Marhya dijo...

Me he sentido un tanto intrusa leyendo algo que no me corresponde, como si estuviese mirando en vidas ajenas. Pero no quería dejar de saludar.

picapusa dijo...

Opino como maby, no tengo que decir más que me gusta tanto como expresas lo que quieres decir, que me paso por aquí , te leo , y en este caso me limito a mandarte un beso.

Adormidera dijo...

La persona a la que me refiero no lo podrá ya mirar salvo que ahora pueda estar en todas partes y verlo todo.
En ningún caso, y aunque los mensajes pueden ir secretamente para alguien, o puedan ahondar cuestiones personales, son temas cerrados.
Este diario está abierto a que lo lean, metan baza, critiquen, coincidan o no, a tomarlo como punto de partida para dibujar otros nuevos caminos que yo ni me planteo.
Para mí es un sitio donde un día buscaré como viví estos tiempos, no perderé hojas por ahí y quizá así pueda mantener los acontecimientos más o menos frescos.
Para los demás, que sea lo que cada uno quiera... o nada.

Así que no se sientan mal por entrar, para éso está. Recibo los saludos y el beso, los guardo y me caliento con ellos hoy que tengo cierto escalofrío de cuerpo y alma.

MolyGalicia dijo...

Ayss niña linda, precioso relato...los que leemos entre lineas como yo, hasta le encontramos cierta similitud con nuestra propia vida...me ha emocionado!!!

Besiños gupa

Carmen dijo...

Buenos días Adormidera, realmente emocionas con tu relato y aunque no es mi vivencia personal sí le encuentro cierta similitud en alguien que estuvo cercano a mí, con la diferencia (no sé si la hay)que a la persona que yo me refiero sufrió mucho..
Eres genial, lo sabías?...

Un besito.

Adormidera dijo...

Un beso, Carmen.
Hoy no me sale más, las palabras andan a su bola por otro lugar.

alinitaxula dijo...

Un post precioso, que sacude algún rincón del alma.... y la fotografía también.
un besin desde un cachito de Santiago
alinita