05 diciembre 2008

MENOS MENTE (Tortitas de verduras, ensalada de calabacín y mojo queso suave)



El día de hoy ha sido largo, cargado de tanto que no sé si apreté cada cosa de las que abracé.
Supongo que ya iré ajustando a medida que vaya desarrollando cada una.
Todo empezó casi de madrugada, cuando suelo despertar. Después de algunas horas de lectura, me di cuenta que hace poco me enfurruñé por un análisis que alguien hizo de mí. "Eres muy cerrada". En ese momento, mi orgullo se sintió atacado. ¡¡Cerrada yo!!

Pero como me gusta rectificar cuando creo que me equivoco. Hoy rectifico y acepto que sí, que lo soy. Tienes razón.

Y lloré mientras leía y me hacía consciente de que pretendo siempre encasillarlo todo. Analizarlo a mi medida, que, como todas las escalas, es pobre y limitada. Lloré porque he puesto barreras. Porque amparándome en las formas, en lo que debe ser, quizá me perdí lo que realmente es. Porque me veo una parte de mí que no me gusta.

No puedo adoptarlo todo, pero sí debería respetar y abrir puertas. Que la luz lo invada. Que mis manos sientan. Que mi razón se quede dormida un buen rato y deje que las cosas sean como son.

Acaba de empezar un nuevo día y me toca otra vez decidir ser: Hoy decido, si se puede, ser menos de-mente.
(III VERSIÓN) BASE DE FALAFELS CON VERDURAS
ENSADALA DE CALABACÍN CON SALSA MOJO-QUESO SUAVE


Para las tortitas, añadí a los garbanzos, la cebolla, el sésamo, las especias (en este caso comino, nuez moscada, ajo, tomillo seco, cilantro o perejil), zanahoria y calabacín rayados. Amasé con un huevo y ligué bien con harina pan (gracias a ti), la harina de millo precocida para hacer arepas. Dejé reposar la masa unas horas, formé y freí en poco aceite, dejándolo escurrir muy bien después.
El plato está servido sobre una base de salsa derivada del mojo de queso palmero. Que hice batiendo trozos de queso blanco de cabra palmeros que habían quedado viejos (un trocito semi al pimentón, sin piel por supuesto, otro trocito fresco sin ahumar y otro idem pero ahumado), con 1 ajo, un fisquito de pimiento verde, agua y sal. Esto que sería el mojo tradicional, lo suavicé batiéndolo con yogur natural y un chorrito de aceite de oliva.
Sobre esta crema, calabacín cortado a rodajas muy finas.
Y esta tercera versión de los falafels-tortitas.


Los falafels ya podrán suponer que me vuelven loca. No sé qué tiene esta masa de garbanzos especiada que los comería todas las semanas. Estas fotos no dicen nada del sabor ni la textura del añadido de verduras. No hacía bueno para fotos y en algún momento se me olvidó que las tenía al fuego y se me pasaron. El aditamento de harina de millo, hace que queden de un bonito color dorado. La textura interior es muy suave, y procuré que el sabor, al añadirle nuez moscada y suprimir las explosivas semillas de cilantro, también lo fuera.

A mí desde luego me encantan. Sobre la ensalada de calabacines y salsa de queso al estilo de nuestro mojo poco tengo que decir. Si te atreves, ya me contarás. Va a parecer que me conociera y me peloteo por amiguismo.

18 comentarios:

Calohe dijo...

Hola Adormidera,
tu comentario ha abierto para mi una puerta hacia tu casa...
He de decir que tus palabras son preciosas, me han conmovido (escribes muy bien) y si eso es lo que transmito con mi blog, me siento satisfecha ...
En tu casa hay dos cosas que valoro mucho: cocina y sentimiento, así que nos veremos a menudo, sin duda.
Besos

loKo dijo...

A mi particularmente me vuelve loko su ment- cuando piensa, está claro que a veces se satura, no sé si por efecto de las alturas ó por mis inapropiados ó incomprendidos comentarios.

Buena y bien pensada composición la de sas tortillitas.

Cuaderno de Cocina dijo...

Adormidera. A mi me llaman tuppercito y ostra, por lo cerrada. Gracias por tus comentarios. Y estos falafels los haré pronto. Tienen una pinta estupenda y me apetecen ahora, así, con el café con leche. Garbanzos... mmm. Alguien me dejó un comentario una vez en una receta de garbanzos en el que decía tienen mucho triptofano que es un precursor de la serotonina, o sea, un antidepresivo natural, que nunca viene mal en estos tiempos que corren. Un beso.

Juan dijo...

Hola Adormidera. Leo tu entrada y me pregunto ¿es verdad que eres cerrada? yo pienso que no, claro, todo es según el color del color con que se mira, digo que no eres cerrada porque tu, te abres, a todos, con tus comentarios, con tus pensamientos, con tus palabras, ¿te parece eso ser cerrada? creo que todo lo contrario, lo más que concedo es reservada, enigmática y, sobretodo, excelente cocinera y maravillosa fotógrafa.
Saludos y buen fin de semana

Adormidera dijo...

CALOHE, creo que estamos de acuerdo aun sin conocernos. Cuando miro en los blogs también busco algo más aparte de recetas, que, por otro lado, hay miles por toda la red. Pero que nos lleguen de manera particular no hay tantos.
Yo por lo pronto estoy dispuesta a probar el bicocho (no recuerdo su nombre) de miel y especias que tú tienes. Y seguiré pendiente y mirando más atrás, porque dejé muchos asteriscos mentales para luego poder volver.
Un beso.

Adormidera dijo...

LOKO, que me saturo es correcto, y otras simplemente no llego.
Ahora... ¿qué es eso de que lo vuelvo loko? jajajajajajja sólo me faltaba ser culpable de más. No, no y no, hay cosas que no voy a admitir.
No sé a qué comentario se refiere, por lo tanto dudo que fuera inapropiado. En cuanto a ser incomprendido... jajajajajajja... suelo preguntar cuando tengo duda sobre algo. Cacho pesada que soy.
Me alegra que le gusten las tortitas.
Saludos

Adormidera dijo...

CUADERNO DE COCINA, ¿de veras?
Yo tengo por costumbre hacerle caso al cuerpo. Creo que ya lo he comentado aquí, que de repente me apetece desayunar lechuga, oye, y se hace tan imperioso que cualquiera le dice el antojo que no. Otras me da por apetecer carne o hígado, cuando normalmente es algo que no como. En casa pueden pasar meses sin preparar nada de carne ni pescado. O me repelen los tomates o me da el puntito por el huevo o no, o por el yogur.
Pues ahora me ha dado por los garbanzos (lo de la lechuga sigue, esta semana lo desayuné tres veces). Y no es por gustarme más o menos, porque en realidad me gusta todo. A saber porqué ahora me ha dado por ahí. Lo que tengo claro es que le daré gusto al cuerpo.

Y si realmente es para levantar el ánimo, que lo haga que, como tú dices, nunca viene mal.

Un besazo, ostrita, jajajajaja, qué gracia me han hecho tus nombres.
Yo soy una enorme contradicción, me puedo abrir voluntariamente, sin cosquillas incluso, porque me apetece, porque quiero, porque me sale... y en otros momentos o en entender ciertas temas, ser una auténtica cabeza dura.

Ciertas tendencias en la forma de ver la vida suele causarme problemas de aceptación. A nivel religioso y nivel personal, todo me tiene que pasar por la criba de la razón. Y no se puede.
Mi razón es mía y puedo ser yo la ciega. Ese respeto y aceptación que niego es lo que me carcome.

Ay, por dios, no podía ser más fácil!

Adormidera dijo...

hola, JUAN!!
Ya le explico un poco a "Cuadernos" lo que quiero decir.
Yo cerrarme, nooooo. Qué va, si precisamente ya ves que peco de desbocarrada.
Puede que no lo cuente todo, pero a nivel personal no tengo problema por hablar, al revés, el problema suele ser ponerme la mordaza.

El "cerrado" lo aplico más bien a la hora de aceptar formas de vivir la vida que tienen que ver con una búsqueda que yo no he experimentado ni necesitado.

Soy menos enigmática de lo que parece, jajajajajaja, sigue leyendo entre líneas y verás.

Un beso

Marhya dijo...

uy yo te iba a decir algo pero ya leyendo los comentarios voy descubriendo, je,je.
Las tortitas estas tienen una pinta buenísima, se ven divinas, no sé cómo quedarían pero tienen aire de jugositas.
Besos.

lo-k-o dijo...

Me gusta verla así de dicharachera. ¡Bién! Ese es el cámino ......
Perdone, pero a veces me pierdo en divagaciones que debería sin duda aplicarme yo mismo.
Cuidado con el pajaro......

Adormidera dijo...

MABY, desde luego quedan jugosas. Suelen serlo siempre los falafels, pero en este caso la verdura aumenta ese punto.

Un besazo

Adormidera dijo...

Loko con K, no tengo nada que perdonar. A mí también me sale hablar en voz alta.
Y como ya le decía que pregunto sobre lo que no entiendo... ¿con qué pájaro debo tener cuidado?
Por favor, aclárame este punto, que para Navidad estaba pensando en algún plumífero, no sea que me haya leído el pensamiento y sepa algo que yo no sé.

Ah, una cosa, gracias por su último comentario semanas atrás, y disculpe ud mi respuesta escueta y tirando a agria. Pero realmente no tenía apetito. Como bien observa, lo recuperé. Gracias porque intuyo que me arengaba con buena intención.

loKo dijo...

Me refería a ese pajaro bastante + grande que los albatros y que al contrario que estos se posan a descansar entre las islas pobladas de exraños moradores y rodeadas de mares azules, violetas ó de otros colores.
Me refería a ese viaje hacía su amigo Javier (felicidades), que rondaba en su mente, al que estube a punto de prevenir del peligro que le acechaba....
Tres mil y pico de pies, que barbaridad, suben y luego se dejan caer.
Como ve,ya se me fúe la holla?.

Las tortillitas de camarones que sirve la diosa Gades también están muy buenas y comparten la materia prima. Si no las conoce, un día le doy la receta.

Adormidera dijo...

K, no todos los isleños son extraños, no se vaya a pensar ud. No sé cuantos conocerá, pero la mayoría son muy normalitos.
Lamentablemente el pájaro infernal voló sin mí, más allá del archipiélago. Veremos cuando bajan no ellos, sino los precios, porque tal y como están, me veo cruzando a Tenerife a nado, y a tan lejos sólo con el pensamiento.
Dice bien cuando habla del color del mar entre islas, ahora me ha recordado una tarde de este pasado verano, cuando el sol se ponía ya sobre... dios, parezco la abuela cebolleta!!!! Stop stop!!!! Corro a ponerme un parche en la boca y maniatarme las manos, que se me va la fuerza en la charla.

Por supuesto será bienvenida su receta de las tortillitas gaditanas. Aunque... ¿¿¿los camarones vienen pelados???
Uhm, me paro y pienso, ¿se referirá a una receta local, o algo que lleva su cartel carnavalero este año, que he oído que lo protagoniza su diosa?

loKo dijo...

No se corte ní maniate, disfrutemos de sus recuerdos coloridos
Por favor no séa tan susceptible,karajo, no me refería a los isleños, era para distinguir unos animales de otros, los unos vuelan libremente, los otros kaminan esclavos y maniatados .
¿Como nos verán esos albatros que saben jugar con las olas, que interfieren con la densidad del aire ?
Que el unico impuesto que pagan es compartir su guano. (Kallate ya! Ka)

Hace unos dias le hice unos videos a mi "importada" diosa, esa que pone la mano en su frente para atisvar en la distancía, intentando ver algún navio (quizás fenicio ó de otro mundo), para que otros reflejos no la distraigan......
Es una lastima que a traves de esta pequeña ventana, no se los pueda enviar.

La receta: Se hace una pasta con harina de garbanzos y agua, que quede floja.
( particularmente utilizo harina de garbanzos y de trigo, mezclada al 50%)
Se le incorporan los camarones, cebolleta ó cebolla y perejil bién picado todo, menos los camarones que van enteros. Este es un camarón pequeñito tipico de los caños y esteros que rodean esa zona intermareal siempre ocupada por flamencos,garzas....
Ahora, pensando, Camarón de la Isla, le llamarían así, porque era ménudo de cuerpo e inmenso a la vez.
Ya ve, las islas no son para menospreciar, ni a sus moradores.
Volviendo a la receta , esta papilla se va friendo en abundante zumo de olivas bien caliente, como si fueran tortillitas, se sacan cuando estén doraditas y se dejan escurriendo sobre papel de cocina, se espolvorean con sal en escamas y se toman en buena compañía y calentitas.

Como usted no va a tener esos camarones marismeños, se los puede sustituir por la variante marina pelados claro, yo como también tengo ese problema utilizo camarón gallego ó irlandes (vaya usted a saber), cigala ó lo que se me ocurra,bacalao,rape,berberechos, etc... en tozitos pequeñitos.
Le recomiendo mix de hebras de bacalao con un toke de hebras de calabaza(ke a usted tanto le gusta) bien sequitas.
Otro día le pondré la receta de las "chulas de melón", en su variante salada ó dulce.

Espero no haberla aburrido con tanta verborrea.

Adormidera dijo...

KA,
Creo que lo de "Camarón" venía por su poco tamaño, sí, y por su color de tez y pelo.
Yo y los bichos no nos llevamos muy bien, por eso la exigencia que estén pelados. Los bigotes me imponen mucho. Y no tengo duda que estén buenas esas tortillitas, ahora.. las de bacalao y calabaza... uhmmmmmm, eso ya me parece para nota.

Si me dice donde cuelga sus videos, los puedo ver. Y si es de los que aún no se subió al carro, envíemelo al correo. En los comentarios sobre el potaje de acelgas y la tortilla de espinacas está.

Y como dice la canción del Camarón, volando vengo y volando voy , jajajajjaja, no tema desparramar imaginándose pájaro. Ay, si yo le contara donde llega a veces la imaginación. Aunque igual ud ya lo sabe. Eso sí, que volaba nunca lo soñé. Que me arrebataba el aire y me giraba como una peonza transportándome, y que era agradable ese baile, sí, algunas veces.
Saluditos

salvia dijo...

Hola Adormidera!!! Yo no sé si eres cerrada o no (hace poquito que te leo) pero lo que sí es cierto es que todos descubrimos cosas que no nos gustan en nosotros mismos, darte cuenta es un gran paso. Los falafels deliciosos, me encantan!!!! Tienen una pinta estupenda y con ese mojo de queso......mmmmmmm Besos!!!

alinitaxula dijo...

Hola mi niña estas tortitas las hago mañana, que pinta y ya se me hace la boca agua ejeejje a mi también me encantan las falafels
un besin
alinita