18 enero 2009

SIGUIENDO AL SOL (Pan con verde)


Cuando el día empieza bien, con un buen aunque tardío desayuno, cuando los pies y el alma están abrigados y nosotros dispuestos, todo es más fácil. Me gustan los desayunos verdes, me gusta el "pan con..." al sol. En esta ocasión pan alemán con avena tostado (todo lo que se puede tostar), con humus, pepino y zanahoria espolvoreado de oliva, ajo seco y un poquitín de pimienta. Suelo necesitar algo dulcito después, normalmente alguna galleta (vaaaaaaale, bien, que ya sé que sabes que más que necesidad es vicio, "conciencia cojonera" te voy a llamar), pero me quedaban unas mini empanadillas rellenas de almendra y cabello, y sobre ellas que me fui. Ummmmmm, tumbada, mirando al sol en el patio, todo lo demás no importa hoy.

¡¡¡¡Y quiero salir!!!!

Quiero pasear mis dobles calcetines y mirar...
Coger para mí, para tí, para ellas. Porque cuando yo estuve mal, cerraba los ojos en la oscura habitación y soñaba con el mar y la brisa cálida. Lloraba, sí. Añoraba mucho. Tenía la necesidad ahuecándome el estómago. Pero tenía siempre el recuerdo tibio de mis días siguiendo al sol por media isla y la esperanza verde de pronto volver a hacerlo... aunque fuera una vez más.




Al final del paseíto, los pies en las piedras, una ensalada, calamarcitos, mejillones y las mejores papas arrugadas del mundo mundial. De postre un cortado leche y leche y un trozo de pan (pues sí, como las niñas chicas) entrecerrando los ojos para poder mirar al mar. A esas horas ya las mesas vacías en el chiringuito, sólo una pareja leyendo sus libros. Levanta un momento la mirada él, me busca la mía y sonríe con un gesto como diciendo: ¡salud! Y cuánta razón tiene, es lo único que necesito... de cuerpo y sobre todo de espíritu, salud.

21 comentarios:

Juan dijo...

Hola Adormidera. Siempre me gustan tus comentarios, por eso te visito y por eso digo de vez en cuando alguna tontería, si no se dijeran, quizás no tendría aliciente el día.
Unas fotos como siempre muy bonitas, un texto igual de completo y ese pana con verde, tan tentador y tan bueno.
Aprovecho este comentario para decirte que en mi blog te he dejado una cosa, espero la aceptes, aunque se que no eres dada a ello. Te lo dedico con todo mi afecto.
Te deseo lo mejor y muy en especial, como finalizas tu entrada, te deseo goces de muy buena salud.
Besos

delaRosa dijo...

Hola! Paseando por estos mundos de dios me he topado con tu casa. Mmmm..... que buena pinta tiene todo!!! Me encanta!
El mar sublime y la cocinaaaaa de ñamñamñam y repetir.

Bonito blog y muy instructivo.

Saludos desde la otra orilla.

mamen dijo...

Asi estoy yo, en la otra orilla,en Cadiz, y como que me vienen esos comentarios tuyos en cada ola, vivo a pocos metros de la playa y desde mi ventana veo el mar, asi que deja tus mensajes en el que seguro que los leo, un abrazo

Calohe dijo...

Hola adormidera!
Preciosas fotos!
Precioso día!
Y preciosas sensaciones!
¿Cómo se llama la planta con flor naranja que parece emerger del mar?
Besotes y buena semana!

Marhya dijo...

Guao, Adormidera, qué preciosidad de fotografías y que paseo más bonito me acabo de dar por estos mundos virtuales y reales, que hoy me apetecen más que nunca ya que estoy castigadita sin salir. Ese azul, esas plantas (que no había visto jamás) tan bonitas y al borde del mar, siguiendo siempre tus pasos. Me imagino el murmullo de las olas, los saludos de la gente, el sabor de pan remojadito en leche, el olor del salitre... Y qué feliz me he quedado.
Quiero seguir acompañándote en tus paseos.
un beso.

elo-cocina dijo...

También es cierto que es más importante la salud del espíritu pero sin aquella no hay esta.

MolyGalicia dijo...

Preciosas fotos....sólo necesito mirarlas para ver parte de tu interior...como siempre delicioso relato lleno de emotividad, sentimiento y bienestar....seguir al sol es lo más energético que nos puede ocurrir, el sol llena enseguida de buenas vibraciones!!!

Besiños niña!!!

dewinter dijo...

Perfecto el titulo de tu post, siguiendo al sol. Y el sol te sigue a tí. La luz que se desprende de tus palabras y de tus fotos, ilumina al que se asoma hasta tí para conocerte un poquito más.
Tienes hermosas las palabras y hermoso el corazón.
Sigue iluminando desde esa hermosa isla el invierno gris de tantos otros.
Un beso.

Zerogluten dijo...

Me das mucha envidia sabes? Escribes tan bonito, tan sencillo... Haces que me sienta tan a gusto leyéndote...
Salud

Kako dijo...

Que belleza de fotos y que ricura de pan, me encanta el pan alemán bien integral y sentir sus granos al comerlo. Tu pancito con ese relleno una delicia como lo fué tambien ese paseo.
Gracias por tus visitas en mi ausencia, ya estoy de vuelta al frío europeo luego de días de eterno sol en el otro continente.
Besos

K a dijo...

Mi corazón va cansado ya! y por eso me gusta que me lleve a pasear y me de comida sana y rica.
Hoy sentí el sol, cuando en realidad llovía , hacía frío y crecía el musgo bajo mis píes.

Gracias.

NURI dijo...

Querida Adormidera, al leerte, siento como que te estoy acompañando. Que bien sientan estos paseitos junto a una persona tan rica de corazón como tú. Gracias

Anónimo dijo...

Hola Adormidera.Que receta !pan con verde con mum,que ricoooo!!.Que buena pinta tiene todo!!ME encanta.Siguiendo al sol y el mar.besos Umita!!!.

Nina Maguid dijo...

Hola, Adormidera! Me has hecho entrar en un cuadro impresionista, pinceladas breves para una imagen más real que lo real.
El desayuno equipaje de ciencia y rito. El pan alemán, el mismo que hay en mi casa y que también comemos tostado, con las verduras y el humus que mi cuerpo acoge como propios.
El encuentro del mar interior con el mar exterior, esas flores y los dos pares de calcetines.
Y el placer de descubrir que somos parte uno del otro y todo del todo, el sol, el pan y los calcetines, nosotros, nuestros pasos y el agua.
Un beso grandote, demaramar. Y gracias.

picapusa dijo...

Que bonitas fotos, estupendo paseo , como me gustan las piedras negras, me gusta muchísimo esa tierra.

Tengo plantas como esas de las fotos, vaya, pero no en el mismo marco.

salud amiga, un beso

Adormidera dijo...

JUAN, si no se dijeran, no tendría tanto aliciente decir yo.
Como ves, sí acepto, otra cosa es que cumpla las condiciones, jajajajaj, pero esta vez me dejé picar, Sr. Provocador.
Salud para todos.
Un besazo

Hola, DELAROSA, gracias por la visita y por dejar tus huellas que se ven aunque son pasos sobre el mar.
Un saludito.

MAMEN, cuida que un día tanta ola no te ahogue. jajaajajja, que cuando me pongo, soy muy pesada, y voy de la calma chicha al maremoto más arrasador.
Por otro lado, menos mal que tenemos el mar por medio y puedo dejarte los mensajes ahí, porque el correo ordinario va fatal, y mi relación con tu blog... en fin, ya te conté como va.
Un abrazo

CALOHE, llevo un par de días para preguntarle a una amiga crasa-cactusera-plantáfila en general el nombre de la planta. Yo tengo una cabeza que es como un colador. Lo supe en su momento, pero ahora me amenazas con muerte segura y no soy capaz de recordar. En esta fecha los caminos de esta isla está flanqueada por ese cactus florecido. A mi me parecen sin flores hermosísimos, pero ya florecidos me llegan el alma de alegría. Este fin de semana pasado precisamente me estaba fijando la maravilla y lo que crecen estos bichos.
En casa hay uno, y ya me advirtió no hace mucho un viverista que pasaba por la carretera, que tendría que quitarla. Por ahora, una más bestia aún la mantiene a raya, aunque dentro de poco ni yo cabré por el acceso, jajajajja, cuanto menos los coches sin peligro de dejarse la "piel" en el intento. Me encantan estas plantas que marcan tantísimo las estaciones isleñas, y sobre todo las que florecen en invierno.

MARHYA, ya te lo tengo dicho, que la casa está abierta para tí (uds). A ser posible sin compañía de virus, jajajajaja, que a esos no los recibo bien. En serio, por aquí me puedes acompañar, pero en casa si miden menos de 2 metros, están invitados a venir y hacer los paseos en directo. Estaría genial!! (en verano está todo más feo, advierto)
Un beso con achuche

Adormidera dijo...

ELO, sí, me parece que están lógicamente relacionadas. La expresión la puse porque en ese momento me sentía tan bien que deseaba no experimentar nada que enturbiara esa vivencia.
Gracias por participar.
Un saludito.

MOLY, y tanto que recarga las pilas. Para mí es imprescindible "enchufármelo" de vez en vez. Y por temporadas ha una auténtica necesidad vital que transforma mi desazón, malestar, "bajón", irritabilidad o agotamiento, dejándome como nueva. Lo veo salir por el frente, pero no siempre tengo suficiente, y cuando desaparece por las tardes tras las montañas, me entra el gusanillo de seguirlo hasta verlo ponerse al otro lado de la isla.
No soy como el principito que en el mismo punto lo ve nacer y morir, tengo que subir la silla a lo alto de la Cumbre, o hacer unos kilómetros para ver la puesta de sol. No hay nada que me reconstituya más.

A mí me gusta el invierno como estación. Pero este año espero por algunos que pase antes, y que el sol de calor e ilumine.
Un abrazo cargado de energía, REBECA.

ZEROGLUTEN, por lo único que merece es porque yo saco fuera, tú dices que te hace bien al recibirlo, pues yo ya no puedo aspirar a otra cosa. Es mucho más de lo que nunca fue el objetivo inicial, ya que ésto es hoy así por pura casualidad, en cuanto a mí me consta, que siempre hay quien dice que las casualidades no existen.
Un besote

KAKO, Bienvenida. Ya me paso un ratito cuando recupere mi manta de peluche que está en la lavadora y mis calcetines gordos. Para visitarte a tí hay que ir bien preparada, aunque tú te encargas de dar la solución del calor a tanto frío y nieve.
Abrazos

Pesa ud poco,KA, no siento que llevarlo me haya costado a mí más.
Me alegra haberle calentado ese ratito. Conozco bien la experiencia de la humedad bajo los pies y el destemple que acarrea.

NURI, un besazo y muchas gracias por pasearte por aquí.
El placer de la compañía es mío.
Hasta que tú quieras.

Adormidera dijo...

HUMITA, me has dado una idea, un día propondré un paseo siguiendo el mar. jajajajaj, si no es que se me olvida nada más darme la vuelta.
Un abrazo grande.

NINA, gracias a ti. No me extraña que el bocata lo hagas tuyo. ¿Recuerdas que te dije que me inspirabas? Esto es ya el resultado de esa inspiración. No dejar de lado las comidas hechas "... con pan" (= "pan con...") y que tengan también su espacio, pues bien ricas y completas que son.
El alemán no es mi preferido porque me resulta muy ácido. Aunque algunas combinaciones me gustan mas que otras, de mis preferidos: el que le añaden sésamo. Y éste con avena es riquísimo con otra combinación verde que ya subiré.
El mar de dentro con el mar de fuera. Mis olas que también se funden en tu mar. Hoy estoy un poco espesa, lamento no contestar a la altura, porque me ha gustado mucho lo que reflejas y como lo has escrito.

PICA, esas plantas creo que alguien se ha encargado de plantarlas, y muy bien, ahí, en lo alto de un pequeño acantilado. Hay agaves, piteras y otras como estas que no consigo recordar el nombre. A mí también me priva el negro. El brillo de la piedra es algo que, si algún día me fuera, creo que echaría más en falta que el mismo mar.

Nina Maguid dijo...

Espesa tú? Tú lo que eres es consistente!! :)
Hay una vieja película italiana que se llama Pan, amor y fantasía, precisamente de eso se tratan estas creaciones tuyas. Yo no te inspiré nada, ha sido el pan.
besitos en espera de la próxima

alinitaxula dijo...

Hola que chulas las fotos, mi niñaaaaaaaa, te han salido preciosas¡¡¡¡ el mar, la arena jo qeu recuerdos de Lanzarote ahí vivi unos meses de locura ejejej
que un abrazo gordo
alinitaa

@jl_loren dijo...

http://www.lastiendasgourmet.es
Deliciosa ensalada y mejores fotografías...
Me encanta tu blog.