02 febrero 2009

CÍRCULOS (Flan de calabaza de C. Valencia)


“Nada se podía hacer más que esperar… sabía lo que es el amor. Sabía que el enemigo del amor es el tiempo, que el mundo pone arrugas en los sueños antes que en la piel, y que cuando no pasa nada, cuando no hay carta ni caricia, la pasión se extingue. Hay un tiempo, ella lo sabía, en el que la falta de besos es un elixir más fuerte que los mismos besos. Pero también llega un tiempo en el que la falta de besos es una sensación de tristeza y vacío que crece hasta ocupar el último centímetro del millón de kilómetros del alma. Un vacío que harta…”
(de Amor en cuatro letras por Niall Williams)

Cuando no hay cartas ni caricias… entonces de nada vale pretender mantener presos entre los dedos sensaciones y sentimientos pasados. De nada vale conjurar el aire y el eco con olor a velas blancas e incienso, risas y voces, que los coches levantaban ayer, cuando pasaban lentamente a nuestro lado, envidiosos de los pasos que dábamos casi sin pisar por la ciudad.
No basta con rememorar las caricias de tus manos ni las miradas animadas de la gente que seguía el objetivo de tu cámara, queriendo encontrar donde tú la belleza de las cosas menudas.
No puedo apresar en palabras un vuelo de mariposas. Una porque no soy capaz, otra porque pretender pinchar sus alas en el fondo de terciopelo de la eternidad, sería reducir el intenso de sus colores de seda volando libres a un inútil y polvoriento espectro sin vida.
Dejaré dormitar en un papel de seda de color calabaza, tu olor a yerbas, jengibre, incienso y té.

Cerrando círculos:
FLAN DE CALABAZA
Del recetario de Carlos Valencia (muchísimas gracias por compartir tanto).
En general respeté la receta salvo que cambié la nata por 1 lata de leche evaporada y usé las especias que tenía a mano: 1 cucharita de café de canela, 1 cucharita café de jengibre y 1 punta de nuez moscada. La calabaza la hice al micro con una pizca de sal y una rama de canela.

Resultado: Al principio me resultó demasiado dulce y con un fortísimo sabor y aroma a caña. Opté por no servirlo con nada del caramelo resultante, que normalmente me gusta tomar con cualquier flan.
Sin ese acompañamiento, el flan estaba en su punto de dulzor y suavísimo.
Para acompañarlo usé nata montada que me habían dejado en la nevera, ya que había algo que celebrar. volveré a repetirlo con otro trozo de calabaza que me queda, o ver alguna variante que encuentre por la red, me apetecería que supiera algo más a la verdura. No sé si quizá cambiando el tipo de endulzante..
¿Cómo lo haces tú?

16 comentarios:

Juan dijo...

Hola Adormidera. Tienes toda la razón en las dos primeras líneas de tu entrada, cuando eso falta no merece la pena mantener sensaciones y sentimientos. Se encuentra uno en el vacío.
Nunca he hecho postre con calabaza, salvo al horno, si eso se puede decir postre, pero si comparo la pinta que tiene este flan con el original, que no se ve el interior, me quedo con ésta.
El enemigo del amor es el tiempo.
Saludos

mamen dijo...

Como dice Juan el enemigo del amor es el tiempo, pero tambien la rutina y como dice el chiste, "el enemigo del amor es el matrimonio" muy bueno tu flan de calabaza, un besito

Marhya dijo...

Adormidera, poco puedo decir ahora de círculos. algunos son inevitables y deben ser así. Otros tal vez puedan sortearse, no lo sé.
El flan de calabaza no lo he probado pero tiene muy buena pinta, una pinta estupenda.
Besos.

alinitaxula dijo...

Mi niña un poco triste el post... las cosas del amor son así un día eres la mujer más feliz del mundo y otro simplemente todo lo contrario. Tomar la decisión de la retirada a tiempo es una osadía que al final es lo mejor... o quien sabe... me lió
La receta buenisiiiiiiiiima , cuando nos pongamos buenos la hago¡¡¡¡¡
besin

Calohe dijo...

Hola Adormidera,
tenía ganas de verte, de charlar un rato contigo, de darte algo bueno, ¿un abrazo fuerte, sin palabras..., tal vez?
Y lo que me encuentro!!!: La tristeza se mastica, mi niña....! (como narradora no tienes precio!!!)
Pero esto no puede ser! Tú que eres el optimismo personificado!

Este parece uno de esos momentos en los que las palabras no consuelan, pero a mí suele hacerme bien pensar que a veces ha de cerrarse una puerta para que pueda abrirse una ventana por la entre luz a raudales...

Formas parte del día a día de mucha gente como yo, que te valora y aprecia..., espero que entre todos podamos hacerte llegar un afecto tan grande que te de un subidón...

El flan de calabaza tiene una pinta estupenda ...

Mil besos y hasta pronto!!!

Anónimo dijo...

Hola adormidera. El amor lo mismo que llega pasa y el tiempo lo borra todo.Me encanta la reposteria con calabaza, bueno,es quela calabaza me encanta y como se puede utilizar para todo,pues tu flan,tiene muy buena presencia. Debe ser delicios.!!!un abrazo!!!..Humita.

martuki dijo...

Hola preciosa!!, alguna vez he sentido esa sensación que tu tan bien describes, no muchas veces, también es cierto... el pastel te ha quedado COLOSAL!!!, bueno, yo cuando vengo a verte nunca espero menos!, tiene un color y una textura que se ven deliciosos!un abrazo muy apretado, y te mereces todos los piropos del mundo!!que lo sepas!muac

Ana dijo...

Adormidera, ey, a veces hay que ir a quirófano para darse cuenta de que lo que pensabas que ya no existía todavía existe y fuerte.
El enemigo del amor es la falta de imaginación, la rutina, el intento de tener presa a la otra persona, el no respetar espacios, el matrimonio no tiene nada que ver, solo es una decisión que toman quienes deciden casarse.
En cuanto a la calabaza, no me mata, pero a ti te quedó muy bonito y bueno el flan.
Hay círculos abiertos que no hay más narices que sostener así y algunos que si no cerramos nos envenenan.
Te mando una caricia, cierra lo que decidas cerrar, cuando decidas hacerlo, lo que tú hagas bien hecho está, date tu tiempo.
Ana

Adormidera dijo...

JUAN, no será que el enemigo de cualquier cosa somos nosotros mismos dejando pasar el tiempo sin poner empeño en reinventar a cada poco? Luego sí, quizá llegará un momento en que no se pueda ya más. Pero creo que normalmente faltan ganas e imaginación, juego, picardía, ilusión, planes...

Para mí la calabaza, ya habrás podido imaginar, es mágica, dulce y salada a la vez y con un color maravilloso. Así que intentaré seguir trabajando con ella. Eso sí, el de Carlos tiene un color precioso que mi preparación perdió nada más ponerle el azúcar y las especias. Pero seguiré intentándolo, porque si encima me queda con un tono anaranjado, mi gozo sería redondo también.
Un beso.

MAMEN, jajajajaja, sobre eso del matrimonio no me proclamo. Soy alérgica de nacimiento. Un abrazo.

MARHYA, tienes toda la razón en lo de los círculos inevitables, forman parte de la vida como el respirar y el dejar de hacerlo.
En cuanto a los otros, yo siempre he sido contraria a cerrar. Ya que nada termina sino se transforma, ¿porqué cerrar y lanzar a rodar lo que en algún momento ha formado parte de nosotros? Para mí era imposible de aceptar. No sé si ahí se verá ese anuncio en TV, que no sé lo que anuncia, pero que una chica dice "Soy Miguel (su primer amor)... soy Fulano... y Mengano, quien me enseñó a..." Ella lo explica diciendo que se ha ido quedando con todo lo mejor.
Pues así pensé yo que tenía que ser. Y que todo siempre, aunque transformado, podía seguir estando ahí, formando parte de una savia más completa que nos recorrería. Que el tiempo se encargaría de poner cada cosa en su lugar, maquillarlo de polvo, suavizarle las esquinas dejando sitio siempre para lo nuevo y brillante, porque espacio y corazón, creía, tenía para esta y para muchas vidas más.
Sin embargo, quizá, a veces, sea necesario cerrar para no hacer daño y, principalmente, no hacérnoslo nosotros. No sé, es algo nuevo que aún no sé como encajar. Van dos círculos en los últimos meses. No sé si hago algo mal o que todo empieza y termina donde empieza y termina el círculo de los demás.

ALINA, triste puedo estar yo, pero para nada he pretendido que la tristeza invada nada. No, no ,no... Si yo estoy feliz. Es una contradicción, pero Amor tiene cuatro palabras y muchas formas de demostrarse, y yo he tenido muchas, aunque, como alguien decía a veces, uno proteste porque no sean como uno quiere. Quizá ese cerrar sea la última y mayor demostración de ese amor, para que no llegue a pasar que uno se llegue a hartar con mayúsculas. ¿quién sabe? No me hagas mucho caso y anímate a hacer el flan, que está rico.
besote.

CALOHE, yo ya tengo mi tarta y todo lo que va alrededor, tengo muuuuuucho, de verdad. Sentir dolor a ratos no quiere decir que pierda el optimismo. Joderrrr, nooooo, por dios que no se entienda eso. Sólo que a veces, muchas veces, me toca aprender. Y aprender no siempre es fácil.
Así que cerrando o abriendo, que siempre haya luz. Hay cosas que están por encima de todo ésto mucho más importantes, y yo a ese respecto sólo puedo agradecer el tiempo que tengo para moverme por mí misma y dejar la estancia con luz.
Gracias de corazón. El abrazo, y mil, sí los acepto y me vuelvo a arrebujar en ese calorcito. Anota en tu libreta que a Adormidera le encanta la zanahoria y el queso, y las nueces, y las flores con lazo (un guiño).

HUMITA, veremos como mejorar ese aspecto. Resulta que lo saqué antes de tiempo, como un flan normal, y no estaba hecho en el centro. Así que me da que ese parón, hizo que luego se revolucionara todo en el molde, y quedó medio regular. Aunque eso a nivel formal, a mí realmente me gustan imperfectos los flanes y llenos de agujeros, más tipo puding, pero como supongo que no todo el mundo es como yo (a dios gracias)...
El sabor, quitando el caramelo, en su punto. Aunque he leído por ahí alguien que lo hizo también y le añadió más azúcar aún. En fin, si es que está claro que para gustos, los colores... y la cantidad de azúcar a poner.
Besos

jajjajaja, MARTUKI, y tú por ser siempre tan bondadosa, muchísimo más que te mereces.
Un besote para ese norte.

ANA, jolín, hasta vergüenza me da que vengas tú a decirme nada. Ya sé que en ese lugar que mencionas es donde realmente se deciden muchas cosas. Espero que por este lado, no tenga nadie que esperar a un momento así. Yo por ahora cierro éste y con un cartel bien grande: cerrado por amor.
Y a seguir aprendiendo tocan...
Pero, dime, tú cómo estás????
Voy a enterarme.

Pilar dijo...

Cierra círculos, cierra ventanas, pero abre puertas... a la vida, al amor, a la amistad. Siempre cerramos etapas, es la vida. Yo me di cuenta de que era mayor hace muy poquito, en Octubre, cuando se casó mi hijo mayor....entonces vi pasar mi vida y cerré una etapa. Me esperan otras, espero que intensas.
Joeee siempre me emocionas!!

MolyGalicia dijo...

Precioso relato como siempre emocionante, lleno de sentimiento...del flan que voy a decir!!! su aspecto es fantástico, y con esa combinación de especies tiene que tener un aroma y un sabor totalmente impresionante....se vé tan jugoso que casi puede notarse su sabor...ayss ojalá se pudiese!!!!

Besiños corazón

mesilda dijo...

Hola Adormidera,yo creo que en cada etapa de nuestra vida vivimos el amor de diferentes formas y intensidades, y no nos damos mucha cuenta de lo importante que es,pero estamos rodeados de personas que nos quieren y queremos.
El flan tiene que estar riquisimo,yo flan no he probado, he probado coca de calabaza pero seguro que si lo preparo no dejan nada en el plato.

Zerogluten dijo...

Ups, juraría yo que había dejado un comentario....
Decía que ojala se vea bien pronto un cartel donde diga abierto por nueva ilusión. La vida son etapas y a tí seguro que te espera una buena en breve. Mis mejores deseos Adormidera.
Besitos

martuki dijo...

Como me ha contado un pajarito que te gustaría comer un pote en Asturias, en el interior... pues bueno, aquí estoy, yo vivo en la costa, pero el pote te digo que íba a estar requetebueno eh!!!te lo haría yo con todo el cariño del mundo!!!
Ahí va la invitación,
-Vale por un pote asturiano coronado con un buen arroz con leche como postre. Se admiten sugerencias o cambios de menú, a gusto de la portadora de éste vale.
Incluye visita a los lugares más bonitos y significativos y un buen abrazo de recibida. Si no queda satisfecha, la casa se compromete a repetir la invitación hasta que todo sea de su más completo agrado-
jejejeje
te convence???
Un abrazote

Bego(samira) dijo...

Hola Adormidera :-))

El amor como todo en esta vida hay que alimentarlo dia a dia con buenos alimentos como la magia, la ilusión, las risas, la sorpresa, las caricias, el respeto etc, etc... de forma que si comienza a fallar lo mejor es dejarlo irse a buscar otros mares para que no se ahogue nuestro corazón, pero eso sí, sin cerrar círculos porque es bonito recordar quedándose siempre con lo positivo y alejando la negatividad . Claro está que al principio de una ruptura suele ser difícil de comprender y llevar a cabo, pero con el tiempo todo viene a su caudal y nos deja ver las cosas de una forma mas cristalina.

El flan se ve divino , lo tendré que probar.

Un abrazo enormeeeeeeee.

Adormidera dijo...

Y tan intensas, PILAR!!! ¿Alguna vez deja de serlo la vida?
Yo espero sinceramente que no.
Un besazo y a por esas nuevas etapas.
Yo desde luego no cierro. Casi que prefiero verlo como si cada cual se alejara y yo sigo con las ventanas de par en par. ¿Quizá sea lo normal llegar y marchar?
jajajajja, igual la única pesada soy yo que llego y siempre espero quedarme???

Se puede, MOLY, se puede!!! Dale tú un mordisco y verás.
Abrazo, biko y de todo.

Sí, supongo que todo tiene su momento, MESILDA. Creo en los pasos seguros y precipitar las cosas me duele. Supongo que sigo siendo una cría malcriada que pienso que todo se puede hacer queriendo. Pero está claro que en entre varios, todos pinchan, cortan, opinan, deciden... no sólo yo.

MARÍA LUISA, El día que no cierre los ojos con alguna ilusión, seguro que no dormiré. Y como necesito dormir como las plantas estar en la tierra, busco y rebusco por tener siempre alguna nueva o vieja, o eterna ilusión. Supongo que coincidir a niveles simples es lo que más me ha costado a partir de una determinada edad. La solución: no pretender ajustar los pasos sino andar. Si ellos están felices, supongo que sería egoísta pretender nada más.
Hace sol. Se está muy bien esta mañana. Un beso.

MARTUKI, jajajajaj, decía el interior, porque esa Asturias profunda tuya me ganó, me gana, me ganará siempre, seguro. Y la costa tambiénnnnnnn. Y el pote, para qué decir!!!!! Siempre me siento bien allí donde llego. Siempre me cuesta regresar, igual que me cuesta salir de aquí. Pero en la distancia, y dos años después, sigo diciendo que esa tierra tuya sería tan fácil de acoger...
Por ahora me toca trabajar un poco. Y las vacaciones que tenía en febrero pasarán con unos días en Tenerife y el resto aquí. Pero hago planes con una amiga... ya veremos, igual la convenzo y nos vemos en otro lugar que no sea el centro. Ya te contaré. Queda mucho aún.
jajajajaja, igual vienes tú antes por aquí.

BEGO, amén. No puedo decir otra cosa a alguien que lo tiene tan claro y lo explica mejor que yo.
Un beso y prueba. Yo estoy por repetirlo a ver si consigo que me salga mejor.